viernes, 5 de febrero de 2016

MENTE SANA ¿CÓMO?



La mente introduce los pensamientos al alma y el corazón, es nuestro cristal a través del cual vemos el mundo. Cuando tenemos nuestra menta nublada con percepciones erradas, todo lo vemos oscuro y difícil, obviamente esto afecta a nuestras acciones y resultados. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad cuidar la mente y los pensamientos que entran en ella para evitar que nos afecten negativamente en nuestra vida.


Consecuencias de una mente negativa. 


El estrés, la tensión, la angustia, el desespero nos influyen negativamente sobre nuestro cuerpo,  tanto física como emocionalmente, por ejemplo: la tristeza nos produce cansancio y fatiga.

Debemos tener claro que la conexión entre el cuerpo y la mente es mucho más fuerte que lo que creemos,  nuestros pensamientos contribuyen a la estimulación de ciertas sustancias que pueden influir  en nuestra salud, Por ejemplo: la serotonina y la dopamina son sustancias que el cerebro libera cuando tenemos un estado de felicidad. Pero cuando estamos llenos de emociones negativas repercute en dolores y molestias que impiden sentirse vigoroso. 


¿Qué  debemos hacer para evitar una mente negativa?


1.       Ser conscientes de nuestros pensamientos y actitudes,  analizar que comportamientos y creencias te afectan de manera negativa. Tomar conciencia de ello y  tratar de sacarlos de nuestro interior, esto tendrá un efecto poderoso en tu vida.



2.       Mantener una mente activa, el cerebro es una súper máquina, mucho mejor que un ordenador,  úsalo. Aunque las distracciones sean buenas, dedicar mucho tiempo a estar al frente del televisor con programas que no valen nada, afectan negativamente  nuestra mente. Por ello, escoge  bien los programas, aprende un idioma, lee libros que te aporten buenos conocimientos, Esto te ayudará notablemente en tu modo de ver la vida.



3.       Buena alimentación, un dieta balanceada ayuda a como percibimos nuestro alrededor, si carecemos de hierro y vitaminas estaremos más cansados y menos dispuestos a hacer cosas placenteras.  Pero si nutrimos nuestra mente adecuadamente tendremos más energía y vitalidad, estaremos más dispuestos a tomar decisiones, a arriesgar y a disfrutar.



4.       Sé optimista. Está comprobado que las personas que esperan lo mejor son más felices y productivas, mientras que las que ven el vaso medio vacío sufren de más estrés y enfermedades. No veas fracasos, ve lecciones para hacerlo mejor la próxima vez.



5.       Busca ayuda si la necesitas. Depresión, ansiedad, estrés,  conflictos internos o con otras personas. Todo esto tiene un efecto nocivo en la salud mental. Mientras más rápido busques una solución, más rápido lo conseguirás.



Así que, animo por una vida saludable y una mente positiva.