martes, 9 de febrero de 2016

¿ Por qué es tan difícil perdonar ?



Frases como: “perdono pero no olvido”, “He intentado perdonar pero me es imposible ” Seguramente, en algún momento de tu vida, has dicho estas frases. ¿Qué ocurre?, ¿Por qué es casi imposible perdonar?

Puede ser que llevemos mucho tiempo tratando de olvidar y de perdonar alguna agresión, traición, infidelidad, entre otros,  pero no lo conseguimos.  Una de las principales razones es que dejamos de intentarlo, nos convencemos  a nosotros mismo que es imposible y nos resignamos a albergar estos rencores para siempre.  Como consecuencia,  estos sentimientos negativos nos van lastimando por dentro, nos endurecen el corazón, nos amargan y nos hacen infelices.  Mientras que esa persona que nos ha causado el ese mal está feliz y parece que todo le va bien. 


Para poder perdonar, primero  tenemos que tener claro que es el perdón. Perdonar  no significa que vamos a restarle importancia  a lo que esa persona nos ha hecho, sino liberarnos del dolor que esa mala acción nos ha causado. Después, tenemos que tener presente que el perdón lleva su tiempo  y que en ese proceso intervienen nuestros propias debilidades tales como el orgullo y la soberbia, dos obstáculos que hacen que el perdón este aún más lejos. A esto le sumamos el resentimiento que hace que cada día estemos repasando y reviviendo lo sucedido. 


Un ejercicio mental que podemos hacer es: Recordar otro suceso en el que hemos sido ofendidos y lo hemos superado,  quizás una riña seria con un amigo, luego pensar ¿cómo me sentía antes de que me reconciliara con ese amigo? ¿Y cuándo nos reconciliamos?  ¿Verdad que fue como si el alma nos volviera al cuerpo? ¿Nos sentimos gozosos y en paz? 


 Aunque la situación por la que ahora mismo estemos pasando sea más fuerte y más difícil, superar los sentimientos negativos albergados en nuestro interior nos traerá aún más paz y tranquilidad, por ello vale la pena perdonar y no olvidar, que perdonar ayuda más al que lo concede que el que lo pide.

Que nuestro objetivo diario sea conseguir la paz mental y que nada ni nadie nos impida conseguir la felicidad.