miércoles, 27 de enero de 2016

¿PADEZCO DE DEPRESIÓN?


En tiempos donde está de moda el éxito y nos esforzamos por alcanzarlo a costa de lo que sea, tenemos acceso a la información, a las comunicaciones, a distintos aparatos y productos que nos prometen facilitar nuestras vidas para andar rebosantes de felicidad, paradójicamente los casos de depresión a nivel mundial son alarmantes, sobre todo en el mundo industrializado. Sin embargo los sentimientos de depresión son de larga data, han estado presentes en la raza humana desde hace mucho tiempo, la antigua cultura griega y la biblia hacen mención de la tristeza o estados de melancolía.
La depresión representa uno de los diagnósticos más importantes que hacen los médicos y que puede derivar en referencias al psicólogo o psiquiatra, en atención a la causa que la origina. Antes de continuar, es importante responder la siguiente interrogante: ¿Qué es la depresión? La misma palabra nos indica, de que quiere decir sin y presión que significa tensión. En otras palabras, todo aquello que no tiene presión, que se “desinfla” es un elemento que se deprime.

Los principales signos y síntomas relacionados con la depresión son:

 

* Tristeza, abatimiento, pesadumbre e infelicidad son los sentimientos por excelencia de la depresión; sin embargo también se pueden presentar irritabilidad, nerviosismo o sensación de vacío.
* Anhedonia o disminución de la capacidad para el disfrute, dificultad para levantarse de la cama, descuido de los hábitos de higiene, abandono de los estudios, trabajo, etc.
* Pesimismo; la valoración que hace la persona de sí mismo, de su ambiente y futuro suele ser catastrófica: “No sirvo para nada”, “No vale la pena esforzarse” , son frases recurrentes de los depresivos.
* Dificultad para dormir o por el contrario, dormir demasiado, pérdida del apetito, disminución del deseo sexual.
* Deterioro de las relaciones personales generalmente son rechazados por las personas que le rodean en virtud de que se les hace difícil interactuar con alguien cuyos niveles de energía son tan bajos.
* Ideación suicida; en los casos más graves, suelen manifestar que el mundo estaría mejor sin ellos, que quieren dormir y no despertarse, que ya están cansados de todo, etc. Ante afirmaciones de este tipo se debe buscar ayuda calificada de inmediato.

Una persona puede experimentar distintas depresiones, ya sea porque perdió su trabajo, la muerte de su pareja o algún familiar, divorcios, infidelidad, la pérdida de objetos valiosos por robos, desastres naturales; pero lo que distingue desde el punto de vista psicológico es que ha perdido un objeto de amor o ha perdido la libertad de
la acción de amar. Para salir de la depresión deben activarse las fortalezas del yo, como estructura de la personalidad para reaccionar ante la pérdida.

Si en la actualidad pasas por un momento difícil y sientes que la situación es más grande que tú, acude al psicólogo o psiquiatra y plantéale lo que te ocurre, habla franca y abiertamente sobre lo que te entristece para que salgas del lugar subjetivo donde te encuentras. Ten presente que la cárcel más cruel, fría y oscura, se encuentra donde te encuentras. Ten presente que la cárcel más cruel, fría y oscura, se encuentra en el corazón del deprimido.

Pedro J. Palencia C.
Psicólogo clínico
psicosentir.com